fbpx

“Bésame mucho”: una crianza consciente

Primaria SAyDI - Crianza consciente
Spread the love

 

Una relación cálida y afectuosa entre niño y madre es crucial para un desarrollo emocional saludable. Una mamá que permite el vínculo entre el progenitor padre y el hijo, es determinante para un desarrollo social saludable. Una relación entre la pareja basada en la confianza, el respeto y la honra es la diferencia para un desarrollo intelectual-emocional-social exitoso. Esto, en conjunto, es una crianza consciente.

 

Ahora más que en otras generaciones, es importante mirar hacia la consciencia; lo que significa de manera práctica “darse cuenta de”. Es decir, despertar del condicionamiento adquirido y crear una crianza consciente, basada en la naturaleza y diferenciación de cada ser.

Los padres del siglo XXI requieren ser padres conscientes que se den cuenta de qué y cómo pueden mejorar la labor de crianza en conjunto. Para ello, deberán darse la oportunidad de ordenar cada uno por cuenta propia los temas y asuntos familiares, que están abiertos o pendientes desde su sistema familiar de origen. De lo contrario, estarán participando de manera inconsciente en triángulos dramáticos y en repeticiones de historias ancestrales, quedando sin energía suficiente para conectar con los hijos desde el corazón.

 

Los niños y la crianza consciente

 

La manera en la que un niño  vincula y organiza su conducta hacia su madre o hacia su cuidador principal, influye la manera en que vincula y organiza su comportamiento hacia los otros y hacia su ambiente. 

¿Qué necesita un bebé en sus primeros meses de vida? Además de alimento y cuidados; necesita amor. El amor inicia para el niño, a través de una relación de apego. A su vez, esta actúa como un sistema de equilibrio y regulación emocional, porque de esta vinculación surge la experiencia de seguridad y pertenencia.

La madre proporciona afecto al bebé, a través del holding (dar sostén). Sostenerlo emocionalmente, abrazando y besando de manera espontánea, estará facilitando la integración psíquica del niño. Este contacto físico disminuye la ansiedad en el infante con relación a separaciones breves por parte de mamá. 

¿Qué significa dar sostenimiento emocional a los hijos? Implica que ambos padres, en especial la madre, esté dispuesta y disponible para estar, en términos de calidad y no de cantidad. 

Besar y abrazar sin razón, sin premura, es conectar con el alma del niño. De esta conexión dependerá gran parte de su desarrollo en la infancia. Una infancia llena de besos, abrazos, afecto y amor impulsa de manera natural al ser a Ser y a Hacer desde el gozo y la alegría.

En la Escuela SAyDI te acompañamos y asesoramos con temas relacionados a esta crianza consciente. Si quieres saber más de nuestro modelo educativo único en México.

Primaria SayDI - ¡Conócenos!
Primaria SayDI – ¡Conócenos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *